En 1952 Jean Rédelé comenzó a construir algunos prototipos para carreras en Dieppe, Francia, dos años mas tarde fundó la Societe Anonyme des Automobiles Alpine. La compañía se llamó Alpine por los triunfos obtenidos con su Coupé des Alpes. En México se llamó Dinalpin por la relación entre Renault y DINA.

En 1956 comenzaría con la producción oficial del A106 y en 1958 del A108 Berlinette con muchos triunfos hasta 1963, año en que nació el más famoso de todos los Alpines el: A110 Berlinette Tour de France. Utilizando mecánica del Renault R8 este pequeño automóvil sólo contaba con 956cc (51bhp) en su motor pero con los años llego a contar con 1600cc en la producción normal y 1800cc (180bhp+) modificado para carreras con peso de 620Kg. Alpine logró así obtener muchos triunfos en rallies y para 1968 ya había captado todo el presupuesto de Renault para competir. Esta alianza entre Alpine y Renault permitió la comercialización de los vehículos en la agencias distribuidoras Renault en Francia. En este mismo año el Alpine A110 ya contaba con un motor derivado del Renault R8-Gordini de 1440cc, los triunfos aumentaron aún más en rallies internacionales. En 1971, Alpine increíblemente ganó el Rally de Monte Carlo con las posiciones 1-2-3, utilizando motores derivados del Renault R16. Repitiendo el mismo resultado 1-2-3 en 1973 y así ganando el Campeonato Mundial de Rallies dejando atrás a marcas como: Porsche, Lancia y Ford. Durante todo este tiempo de gloria, la producción del A110 se incrementó y en menor medida del A108, había convenios para producirlos en otros países tales como: México, Brasil, España ¿y quién lo creería que en Bulgaria también? La crisis del petróleo en 1973 ocasionó que un año después la Renault tomara el control de Alpine comprando la compañía. El A110 se siguió promocionando durante los 70's pero ya no con el mismo éxito y competitividad que antes, ya que su diseño era el casi el mismo desde 1963.

En 1971 se renovó la imagen de los Alpine con el A310, con diseño muy moderno, deportivo y aerodinámico que aún hoy impacta, motor trasero de 1.600 c. c. y equipo de lujo. Esta versión evolucionó en 1977 al A310 V6, que montaba el motor V6 de 2.6 litros del R30 TS y que presentaba algunos cambios estéticos con respecto a la versión anterior. A finales de 1982 y para aumentar las ventas se fabricó una versión especial (con una fabricación limitada en menos de 2,000 unidades) del A310 con significativos cambios en la carrocería inspirados en el grupo 4 de Rallyes: la version pack GT, de la que hubo una versión con preparación en el motor llamada Boulogne.

El A310 desapareció en 1985, dándole paso al Alpine GT, totalmente rediseñado pero con una mecánica similar, de 2.4 litros V6 e inyección electrónica, el cual en su versión Turbo llegaba a producir hasta 200 caballos de potencia y una velocidad máxima de 260 Km ./h. En 1991 el GT y el GTTurbo dieron origen al A610, el punto máximo de los Alpine, con el mismo motor pero con equipamiento mas actual, moderno y completo, así como con varias mejoras en su presentación exterior. Esta última versión estuvo disponible hasta 1995.

Los Alpine hicieron historia en los diferentes circuitos y carreteras de Europa y el mundo, no sólo con los modelos citados, fabricados todos ellos para su uso de calle, sino también con modelos y preparaciones exclusivas para circuíto como por ejemplo los Alpine 220, Alpine 440, 441, 442 y 442B.

Hoy en día, los Alpine, son apreciados vehículos de colección.

Año 2012, Renault se replantea la fabricación de un nuevo modelo Alpine y fabrica una reinterpretación del A110, un concept car, el Renault Alpine A110-50 concept, un V6 de 400 cv. Es el primer paso para la futura salida al mercado del Alpine.